miércoles, 16 de octubre de 2013

La Puntualidad


Esta semana hemos empezado y terminado en el CdT de Alicante un curso de Protocolo Social y Eventos, donde he tenido el lujo de tener una clase “de 10” en cuanto a formación, experiencia… que atesoran los alumnos. Y no he podido verlos en acción (en sus campos de batalla) pero el ambiente desprendía que son grandes profesionales.


Repasando el tema del saber estar, hemos llegado a varios puntos como EL RESPETO y LA TOLERANCIA.  Este grupo del CdT como tantos otros que me he encontrado en charlas y coloquios, lo que NO TOLERAN y consideran una FALTA DE RESPETO es LA PUNTUALIDAD de la gente. O mejor dicho, la falta de ella.



La puntualidad es una de las normas básicas de la buena educación. Retrasarse unos minutos, llegar tarde injustificadamente a una cita social o profesional, refleja desinterés y una absoluta falta de respeto. Si estimas que necesitas una hora en lugar de media para llegar a una cita o responder a una convocatoria, indícalo.  Prevé  posibles condicionantes (tráfico, atascos, recados) y ¡sal antes! 



Si quedo con una persona a las 19:30 y no voy a llegar a esa hora, llamaré tan pronto sepa que no voy a ser puntual y lo comunico a la otra persona. Siempre antes, y en ningún caso a la hora de la cita (19:30) para decir: -"Oye perdona, pero me retraso"- y entonces hagas a la gente esperar. 

Llegar a la hora acordada refleja respeto a uno mismo y a los demás.



No hay comentarios: