martes, 16 de octubre de 2012

El inicio de los DETALLITOS: Cuidar hasta el último detalle


Abrimos aquí y ahora un capítulo sobre los pequeños detallitos en los actos. No me refiero a los regalos u obsequios que se puedan entregar en un evento al inicio o al final del mismo, sino a los "fallitos" o "aciertitos" que tengamos a la hora de organizar un acto.

Cuando preparamos un acto en nuestra institución, en nuestro trabajo o en casa, si de trata de uno personal y particular, hay veces que le damos muchísima importancia a lo grande y dejamos pasar lo insignificante.

Lo pequeño y lo corriente, lo descuidamos. Es entonces cuando la gente, CAMBIA EL CHIP: deja de percibir la delicada decoración con la que hemos vestido nuestro evento. No valoran el contenido del acto o lo que en el mismo vayamos "a vender". El detallito, eclipsa la esmerada y exquisita preparación que ese acto habrá cargado de horas de trabajo entre bambalinas.

He visto actos de entrega de placas, donde nadie de la organización se había acordado de llevar las placas. Invitados "necesarios", que no podían faltar en ese acto y que nadie había invitado al evento. Bueno ya, eso es muy grave... pero volviendo a lo pequeño.

Ver un cuchillo o un vaso manchado nada más sentarnos en la mesa de en una comida o en una cena.

Un bolígrafo que no escribe puesto en una mesa de reuniones.

Una silla colocada para un invitado en un lugar desde donde no se ve nada del acto.

La falta de un acceso adaptado para un discapacitado físico.

Hay que darle muchísima importancia a todo lo relacionado con nuestro evento sea grande o pequeño. Importante o insignificante. Porque al final la gente y los medios se quedan con "los fallitos".

Como la siguiente imagen. Ocurrió en un acto importante organizado por una relevante entidad y celebrado en la provincia de Alicante.


Lo correcto sería: (su tratamiento es Excelentísima) Excma. Sra. SONIA CASTEDO RAMOS. Pero venían de un y cada vez más PELIGROSO COPIA Y PEGA porque el anterior cartel, antes del de la Alcaldesa de Alicante debía ser para todo un señor: un ilustrísimo.

No hay comentarios: