martes, 31 de diciembre de 2013

Gracias a los nuestros podemos vivir para los demás. ¡FELIZ AÑO NUEVO 2014!

Quiero dedicar este último post del año a todas esas personas que “sacrificamos” a lo largo del año. Que le quitamos tiempo, que las vemos menos y en ocasiones, incluso en momentos muy señalados del calendario o de nuestros días especiales e intimos, las ponemos en un segundo lugar, porque el día a día, las obligaciones laborales (o institucionales) nos privan de ellas. 

Quiero dedicar estas últimas líneas del año a todos cuantos tenemos alrededor y nos quieren. A todos y a cada uno de los que tenemos a nuestro alrededor y les queremos y en ocasiones no tenemos un momento para decirlo. Para ellos "mi" TE QUIERO y "mi" PERDÓN.  

Este anuncio de mastercard, además de ser una pasada, me ha despertado un pequeño sentimiento de culpa y al mismo un sentimiento de orgullo, por ayudar y estar con la gente: vivir para los demás, es la mejor manera de vivir para uno mismo. 

¡Te quiero (y perdón) Ana! ¡Os quiero (y perdón) familia! ¡Os quiero (y perdón) amigos
¡Feliz Año 2014 y Feliz Navidad!


No hay comentarios: